Ante la pérdida del compañero Tomás Borge

La izquierda en América Latina y en especial la nicaragüense están de luto por el fallecimiento, el pasado 30 de abril, del escritor y comandante revolucionario Tomás Borge.

Además de ser el último sobreviviente de los fundadores del Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua, Tomás era un símbolo de los movimientos libertarios de ese heroico pueblo que no ha dejado de luchar por su emancipación.

Amigos, compañeros  y familiares de Lucía Morett queremos expresar nuestra solidaridad y cariño hacia los nicaragüenses y su gobierno por la pérdida de un personaje querido y de trascendencia en la vida política y los procesos revolucionarios de nuestra América.

Nosotros recordamos con afecto y emoción cómo, tras el bombardeo criminal del gobierno colombiano en Sucumbíos el 1 de marzo de 2008, el comandante Tomás Borge nos abrió las puertas de la embajada de su país en Ecuador; de inmediato tomó el teléfono para hablar con el presidente Daniel Ortega y pedirle el refugio humanitario para Lucía ante la persecución de la que ya era víctima y que se extiende hasta el día de hoy…

Como en muchos momentos que caracterizaron su vida, el escritor no dudó en ofrecer un espacio a Lucía en la tierra de Sandino y tomó una decisión resuelta, sin importarle las repercusiones que ésta tuviera en los medios de comunicación que acusaban a los estudiantes mexicanos asesinados en Ecuador de guerrilleros y terroristas.

Nos unimos desde México, con cariño y agradecimiento, a las muestras de reconocimiento y homenajes que en estos momentos se están realizando en el corazón de Nicaragua en recuerdo del incansable luchador que fue Tomás Borge.

Compañeros, amigos y familiares de Lucía Morett Álvarez

Anuncios